Bienvenidos...

Que el Bien de Dios sea con cada uno de ustedes a fin de que por la gracia infinita permanezcamos firmes en la revelación que él nos ha dado en las Sagradas Escrituras. 

A continuación les escribiré lo que el Señor me ha mostrado para el año 2018, lean despacio y oren muchísimo para lograr cumplir el llamado que tienen del Dios de Gloria.

El año 2018 será EL AÑO DE LOS CAMBIOS ABRUPTOS, esa es la esencia básica del 2018, cambios repentinos en todo lo que nos circunda, pues todas las cosas móviles serán removidas, y el versículo para el año 2018 es Hebreos 12:27.

Por lo veremos como Dios moverá todo lo que no tienes bases firmes, es decir todo lo que no está bajo el diseño del Señor.  Ustedes saben que a Dios le ha placido básicamente trabajar con La Tierra en tres grandes sectores, UNO, el sector de las Naciones, DOS, el sector de Israel y TRES, el sector de la Iglesia del Señor Jesucristo, claro entendamos que la iglesia la componen los nacidos de nuevo, quienes reciben por gracia la dicha de ser parte del Cuerpo de Cristo, o sea de ser la esposa del Cordero.

Qué pasará con Las Naciones en el 2018, cómo serán en su comportamiento y en su desarrollo, estarán las Naciones tranquilas y sin cambios en ese año, y la respuesta es NO, ya que solo las que tomen la iniciativa de volverse a Dios llegarán al final del 2018 con firmeza y sobre todo con solvencia, he visto o Dios me ha dicho que sí Las Naciones no toman la decisión de alinearse al Eterno Mandamiento de reconocer que solo hay un Creador y por lo tanto un solo Mediador entre él y los hombres sufrirán lo cambios repentinos como el que sufrió Belsasar en el Libro de Daniel Capítulo 5.  En los Cuatro Puntos Cardinales los Cambios Abruptos se manifestarán en todos los continentes, serán para todos los siete montes, pero sobre todo en LA ECONOMÍA, EN LAS TENDENCIAS O CONVICCIONES POLÍTICAS Y EN LAS ALIANZAS DE PAZ. Será tan marcada la Mano de Dios sobre las Naciones que no deseen alinearse al plan eterno que el tiene para con los seres humanos, ese plan lo marcó en el Salmo 117.

El año 2018 es EL AÑO PARA EL BIEN DE ISRAEL, es o será el año cuando miles de hebreos volverán su mirada al Gran Dios de la Biblia, miles de hebreos conocerán a Cristo Jesús como su salvación, miles llorarán por no haberlo visto antes y por lo tanto la Nación de Israel será poderosamente bendecida, veremos personajes judios estar en la noticias mundiales, los veremos testificar de Cristo y los veremos declarar que se entregan a buscar A DIOS como el Nuevo Testamento lo ordena, será maravilloso ver a la Nación de Israel bajo la Poderosa Mano de su Gran y único Dios. Claro en masa la gran mayoría de Naciones procurarán determinar sobre qué o cómo debería ser el comportamiento de Israel, pero no la podrán mover porque como Nación Israel se volverá mas a su Dios y LO ENCONTRARÁN, por lo que volverá a ser tan real a nivel mundial que esta nación es la heredad de Dios y que solo él es quien gobierna sobre la tierra como dice el Libro de Daniel Capitulo 2 y 3.

La iglesia también sufrirá de cambios abruptos pues he visto que TODA IGLESIA QUE NO HA DEJADO AL SEÑOR ESPÍRITU SANTO GOBERNAR SU VIDA DE CONGREGACIÓN SERÁ SACUDIDA, es mas he visto que muchísimas congregaciones se entregarán al sensacionalismo y por lo tanto tendrán un crecimiento peligroso, ya que será un crecimiento emocional y carnal, y esa forma de crecimiento NO RESISTE el día de la prueba, por lo que solo las iglesias que busquen que el Señor Espíritu Santo realice o desempeñe su ministerio terminarán el año victoriosamente, recordemos los Capítulos 14, 15, 16 y 17 del Evangelio que escribió el apóstol Juan, y veámoslos humillándonos delante del Señor, porque solo Dios Espíritu Santo es el único que edifica la iglesia, solo él hace que la iglesia sea firme y por lo tanto que desarrolle o cumpla el cometido divino, así que afirmemos lo siguiente: 1. A demás de meditar toda la Biblia es imperativo mediar muchísimo las Cartas de Pablo, 2. Hacer la Gran Comisión, 3. Llevando las vidas de los creyentes al Bautismo en agua y a tomar constantemente la santa cena, 4. Ministrar el bautismo en el Espíritu Santo, ya que todo creyente debe disfrutar la bendición de hablar en lenguas, 5. Ministrar los dones del Espíritu Santo, 6. Toda iglesia firme deberá tener reuniones llenas del mover de lo sobrenatural como dice 1. Corintios 14:26, y finalmente 7. Solo las congregaciones que estén llevando el Reino del Señor terminarán el 2018 con la paz que Isaías 26 habló.

El 2018 es el año de los cambios mas dramáticos que jamás se han visto en 12 meses, y únicamente quienes funden su vida en las Verdades de Dios podremos llegar al final del mismo diciendo, oí tu palabra y temí, por lo tanto busqué tu Rostro y permaneceré en el lugar de mi estancia viendo que solo tu oh Dios me haces vivir confiado.

Los bendigo mis muy amados siervos de Dios.

Apóstol Byron Walter Padilla.
Ministerio Jesús Rey de Gloria.

Conoce más